Make your own free website on Tripod.com

 

   
 

III. Iglesia Misionera

 

 

Objetivo específico

 

Consolidar nuestra Diócesis como Iglesia misionera, que proclame con fidelidad el Evangelio tanto a través de una pastoral dirigida al número creciente de católicos alejados de la Iglesia y a los aún no bautizados, como mediante la colaboración con otras Iglesias necesitadas de misioneros "ad gentes".

 

Compromisos básicos y Medios de acción

 

Compromiso III.1 :
Viviremos en estado de misión, anunciando el Evangelio con nuevo ardor a los hombres y mujeres de nuestro tiempo, conscientes de que la principal obra de caridad es llevar al hombre al encuentro con Jesucristo y a la vida cristiana al interior de la Iglesia.

 

Medios de acción :

 

III.1.1 Inculcar en los fieles, clérigos y laicos de todas las edades, la doctrina sobre la misionalidad de la Iglesia y la espiritualidad misionera, de modo que brote en nosotros el celo por extender el Reino de los Cielos a todas las gentes.

 

III.1.2 Hacer de la misionalidad un valor y eje transversal en la formación que se imparte en los dos Seminarios de nuestra Diócesis, de modo que los futuros sacerdotes del Callao vivan la solicitud por todas las Iglesias.

 

III.1.3 Revisar la acción de nuestras parroquias, en vistas a fortalecer la dimensión evangelizadora en favor de los católicos alejados de la Iglesia y de los no creyentes, llegando hasta ellos para anunciarles la Buena Noticia y atraerlos a la comunidad eclesial, sin caer en el proselitismo.

   

 

   
  III.1.4 Discernir al interior de nuestras comunidades eclesiales, las razones por las que los católicos dejan la Iglesia y algunos de ellos se incorporan a las sectas, y buscar los medios para evitarlo.

 

III.1.5 Instaurar la "operación contacto" como un medio habitual y permanente de nuestra pastoral parroquial, aprovechando además otras ocasiones para evangelizar a los alejados y a los no creyentes, como pueden ser: las bendiciones a los hogares, las misiones populares, etc.

 

III.1.6 Favorecer la acción misional de la Iglesia en los lugares más necesitados y marginados de nuestra Diócesis, como pueden ser: los asentamientos humanos de Pachacútec, los "barracones", los hospitales, los hospicios, el penal y otros.

 

III.1.7 Identificar los "nuevos aerópagos" presentes en nuestra jurisdicción eclesiástica, y entablar un diálogo permanente, en vistas al anuncio explícito de Jesucristo en el mundo de la política, la economía, el trabajo, la cultura, la educación, los medios de comunicación social, el arte, el deporte, etc.

 

 


 
   

 

   
 

Compromiso III.2 :
Procuraremos los medios necesarios para facilitar la plena participación en la Iglesia de los católicos que se hayan alejado de ella y la transmisión de la fe a aquellas personas que se acercan a la Iglesia por primera vez.

 

Medios de acción :

 

III.2.1 Recuperar el kerigma como anuncio gozoso de Jesucristo que, con su pasión, muerte y resurrección, nos ha reconciliado con el Padre y nos envía el Espíritu Santo para hacernos partícipes de su vida divina.

 

III.2.2 Crear en nuestras parroquias un servicio especial de acogida fraterna a los que retornan a la Iglesia o vienen a ella por primera vez, brindándoles una atención preferencial, sin perjuicio de la permanente acogida fraterna a todos los fieles.

 

III.2.3 Instaurar en nuestras parroquias o decanatos un programa especial de formación en la fe para los católicos que vuelven a la comunidad eclesial, cuidando de manera específica a aquellos que por su participación en las sectas necesiten que se les ayude a superar los errores doctrinales y prejuicios que en ellas se les ha inculcado.

 

III.2.4 Implantar en nuestra Diócesis la iniciación cristiana de adultos, conforme al Ritual publicado por la Santa Sede y adaptado por la Conferencia Episcopal Peruana, como medio ordinario para preparar para la recepción del bautismo, la confirmación y la eucaristía a los no creyentes que deseen incorporarse a la Iglesia.

 

III.2.5 Potenciar la labor de las Obras Misionales Pontificias en nuestra Iglesia local y crear la Comisión Diocesana de Misiones.

   

 

   
III.2.6 Hacer de la animación misionera un eje vertebrador de toda programación pastoral elaborada por cualquiera de los sectores o instancias que integran la vida de nuestra Iglesia local.

 

III.2.7 Promover desde cada comunidad parroquial el compromiso personal de cada fiel para que aporte su tiempo, sus talentos y su contribución económica, siendo conscientes de que todos somos corresponsables de la misión universal de la Iglesia.

 

 

Compromiso III.3 :
Fortaleceremos nuestra presencia misionera fuera del Callao, ampliando nuestra colaboración con otras Iglesias particulares y acompañando a nuestros misioneros.

 

Medios de acción :

 

III.3.1 Continuar enviando sacerdotes " Fidei donum " a otras Iglesias particulares y a territorios de misión que sufren escasez de clero, en el Perú o en el extranjero, alentando en nuestros sacerdotes la solicitud por todas las Iglesias.

 

III.3.2 Introducir en nuestra Diócesis un programa de promoción, selección y formación específica para aquellos laicos que deseen partir como misioneros, por un tiempo determinado, a otras Iglesias particulares o territorios de misión.

 

III.3.3 Mantener el vínculo permanente con los misioneros diocesanos que se encuentren en servicio fuera del Callao, enviándoles periódicamente información sobre la vida de la Diócesis y acogiéndolos en nuestras comunidades cuando regresen de la misión sea por período vacacional o al término de sus servicios.